ANTONIO BURGOS | EL RECUADRO


 
ABC, 22 de julio de 2013
 
El vídeo de Maribel
 
Letra picuda del Colegio del Valle. Temperamento. Personalidad. Gracia. Y esa estilográfica antigua o luego ese bolígrafo moderno de Papelería Oliam, y una sevillana genialona e irrepetible que coge papel y sobre y se pone a escribirle a quien haga falta. Al presidente de lo que sea, al ministro de lo que fuere. Y por descontado que a los alcaldes que sucedieron a su hermano Félix. Hablo de Maribel Moreno de la Cova. Maribel era amiga de sus amigos. Los defendía hasta a las puertas del infierno si hacía falta. Y con la verdad por delante. Bien que llevaba a la práctica el evangélico "la Verdad os hará libre". Era más libre que nadie para coger papel y pluma y decirle por escrito las verdades del barquero a quien hiciera falta. Me decía, un poner:

-- Fíjate, Antonio, que le he escrito lo menos cuatro cartas al Príncipe de Asturias sobre ella, sobre Leticia, y ni me ha contestado. Te voy a leer la última que le he puesto...

Y ese teléfono. Levantaba el teléfono cada vez que su corazón y la lealtad a sus amistades y a sus principios se lo ordenaba. Lo levantaba para poner como no quieran dueñas al Cura Javierre, cuando como director de "El Correo" se metía tanto con su hermano Félix de alcalde. Y me llamaba a mí para echarme la bronca cada vez que citaba a su querido Generalísimo:

-- ¿Tú por qué te tienes que seguir metiendo con Franco sin ninguna necesidad, Antonio, si ya está muerto?

En su casa de la Plaza de Cuba, sobre la repisa de mármol de la chimenea del salón, Maribel tenía una foto en la que estaba con Franco en El Pardo. O recuerdo mal, o Franco estaba riéndose con algo que le estaría contando Maribel. Había que reír con ella. Por su espontaneidad, tan de pueblo. Por la forma de decir las cosas con arte y de preguntarlas con tofdo el descaro. Maribel hubiera sido una gran periodista. Era como una Elsa Maxwell de una cierta Sevilla:

Delante de mí, cuando presentábamos en el Alfonso XIII el libro de Curro, le soltó en la cara a Alvarez Cascos, que acababa de dejar a su mujer y se había ido con una joven bizcotela de Córdoba:-- ¿Tú, qué? ¿Como el anuncio de la estufa, no, que coge una nueva y tira la vieja?

Y te lo decía y te lo preguntaba todo tan a bocajarro, como buena periodista que hubiera sido, que no tenías más remedio que contestarle con la verdad, no te daba tiempo a inventarte un embuste. Con su inseparable vídeo, de los primeros que llegaron a Sevilla, hizo para su colección todas las bodas y saraos penables, una filmoteca de grabaciones donde están lustros de personajes y de vida social que debería pasar al Archivo Municipal. Cogía su cámara y cuando veía llegar por ejemplo a su amiga Cayetana, le preguntaba a cara de perro, con el mayor descaro:

-- Vamos a ver, Cayetana. De Pepe Luis Vázquez, ¿fuiste novia o no fuiste novia, que yo me entere?

Cogió un día el vídeo e hizo que su admirado monseñor Amigo Vallejo le enseñara el Palacio Arzobispal enterito, cuarto por cuarto. Hasta la cocina. En el vídeo de Maribel Moreno de la Cova estaba toda Sevilla y estaba toda su vida, incansable, viajera por medio mundo, más que el baúl de la Piquer, que le decía a las amigas:

-- ¿En Petra? ¡Tú qué vas a estar en Petra! Ni sabes lo que es Petra. La que ha estado de verdad en Petra he sido yo, que lo tengo todo en vídeo.

Y cuando fue a Rusia, todavía con el comunismo:

-- Antonio, serán comunistas y todo lo que tú quieras, pero tienen aquellas cúpulas doradas sacadas de brillo. A ver si te enseño el vídeo...

Me enseñaste durante toda tu vida, querida Maribel, el vídeo de tu cariño, amiga cierta de las más inciertas horas. Hasta que me llamabas para felicitarme o para echarme la bronca, no había escrito el artículo del día. No hace falta que me llames por este de hoy, querida Maribel. Verás que hoy, en tu memoria, no me he metido ni con tu Caudillo Franco ni con tu Cardenal Amigo Vallejo.

 

Para buscar dentro de El RedCuadro

 
 
  

 

Correo Correo

Clic para ir a la portada

Biografía de Antonio Burgos


 

 

Copyright © 1998 Arco del Postigo S.L. Sevilla, España. 
¿Qué puede encontrar en cada sección de El RedCuadro ?PINCHE AQUI PARA IR AL  "MAPA DE WEB"
 

 

 


 

Página principal-Inicio