ANTONIO BURGOS | EL RECUADRO


 

ABC de Sevilla, 30 de marzo de 2015                 
                                
 

Penitencia de comerciantes

Ayer tarde, horas antes de una nazarenita de La Borriquita pidiendo la venia en el palquillo del Consejo en La Campana y estaba abierto el Cortinglés. Horas antes estaba una señora probándose un vestido en el Cortinglés y entraba La Hiniesta en La Campana, coronada en un doble azul por la luz del atardecer y del cielo. Ayer, con las cofradías del Domingo de Ramos, nada menos que del Domingo de Ramos, en la calle, estaban abiertos, porque la ley lo permite y hasta parece que lo obliga, muchos comercios de zonas turísticas, de la que podríamos calificar "la Sevilla Degradada" por su primera industria. Ay, la degradación de la primera industria, del turismo... Y luego hablan de la contaminación del Polo Químico de Huelva. ¿Y dónde me dejan la contaminación visual y de mal gusto del Polo Turístico de Sevilla, de ese Barrio de Santa Cruz cada día menos reconocible, que hay que cantar, con el bolero de Carmelo Larrea: "Os vuelvo yo a recordar y me parece mentira"? Parece mentira que hayan consentido que la Plaza de Doña Elvira del bolero de las dos cruces haya sido convertida en un inmenso comedero al aire libre. No comedor, no. No restaurante, no. Comedero. Comedero de piaras de turistas que consumen toneladas de paellas prefabricadas y se beben piscinas de sangría, como si eso fuera lo típico...

Que las tiendas hayan abierto el Domingo de Ramos me parece delito de lesa sevillanía: poner a las tiendas en Modo Cofradías OFF cuando toda Sevilla está en Modo Cofradias ON. Un contradiós, que es el adiós a las buenas formas. Antes nadie tenía que prohibir con ningún cartel municipal que no se ousieran sillitas de los chinos en el Arco del Postigo. A nadie se le pasaba por la imaginación sentarse para ver las cofradías, como no fuera en el velador de un bar, lejitos de los nazarenos. En Sevilla no había que pensar en abrir el Domingo de Ramos, ni el Jueves Santo, y menos el Viernes, "porque está el Señor muerto". Menos mal que hay quienes conservan, ay, lo perdido. Yo le daba la Medalla de la Ciudad al comercio que ayer tenía colocado en su cerrada puerta este cartel: "Este establecimiento permanecerá cerrado el Domingo de Ramos, Jueves Santo y Viernes Santo para respetar nuestras tradiciones y permitir que nuestros empleados las respeten. Como siempre, estaremos a disposición de nuestra clientela Lunes Santo, Martes Santo, Miércoles Santo y Sábado Santo, en horario de 10.00 a 14.00. Gracias." Gracias, no: ¡Óoooole!

Por cierto que la ley que permite abrir debería mandar indemnizar a los comerciantes de la Carrera Oficial que obligatoriamente tienen que cerrar las tardes de cofradías, si es que no quieren quitarse las moscas a bofetadas. ¿Quién va a ir a comprarse por la tarde un reloj en El Cronómetro, si para dejarte entrar a Sierpes por Pedro Caravaca los guardas te piden el pase de las sillas? ¿Quién va a comprar zapatos de gitana para la niña a mi hermana Fina en Calzados Catedral, si desde la esquina de La Ibense no se puede entrar a la Avenida sin el cartón del abono de las sillas? ¿Quién toma una cocacola donde Hermosilla o en Génova Café, si toda la Carrera Oficial está chirrín, chirrán a los posibles clientes? Los bares de la Carrera Oficial se han convertido en exclusivas reposterías para los abonados de cada parcela. No puede entrar en ellos nadie más. ¡Vamos, como la repostería del Aero Club! Y a los comerciantes de la Carrera Oficial, en vez de dajarlos abrir contra tradición y contra natura el Jueves y Viernes Santos, ¿por qué no los indemnizan por su lucro cesante de tener que cerrar por las tardes por Co...nsejo de Cofradías, toda la Semana Santa?

Decían antes que el sevillano lo que hace bien es la Semana Santa. Como advertía Paco Robles, ya, ni eso. ¿Qué va a esperarse de una ciudad donde el principal estreno del Domingo de Ramos han sido este año las tiendas abiertas, como si esto no fuera una ciudad donde sacan la maravilla que las nueve cofradías de ayer pusieron en la calle...a la hora en que estaba abierto el Cortinglés y todas las tiendas y bacalitos del contaminante Polo Industrial Turístico de Sevilla?

 

 

CorreoSi quiere usted enviar algún comentario sobre este artículo puede hacerlo a este correo electrónico  Correo

                             

  Artículos de días anteriores

                                      Correo Correo            

Clic para ir a la portada

¿QUIÉN HACE ESTO?

Biografía de Antonio Burgos


 

 

Copyright © 1998 Arco del Postigo S.L. Sevilla, España. 
¿Qué puede encontrar en cada sección de El RedCuadro ?PINCHE AQUI PARA IR AL  "MAPA DE WEB"
 

 

 


 

Página principal-Inicio